¿Bañera o plato de ducha?

A la hora de elegir ducha o bañera es importante tener en cuenta las necesidades de nuestra familia. Si tienes niños, la hora del baño resulta mucho más sencilla si tenemos bañera en vez de plato de ducha. El momento del baño en los niños no es solo cuestión de higiene, también es un momento para relajarse y jugar.

Los partidarios de poner una bañera dicen que aunque solo nos demos un baño de vez en cuando, es importante tener la opción siempre que quieras. Para los incondicionales de las bañeras siempre merece la pena instalar una bañera, aunque sea más caro y gaste más agua. La verdad es que un baño de espuma es lo más relajante que nos podemos imaginar , sin embargo cuidado con los baños largos y continuados porque pueden ser más perjudiciales que beneficiosos. Los expertos dicen que los baños de más de veinte minutos, y casi a diario, pueden resecar nuestra piel e incluso producir enfermedades.

Para los espacios pequeños la, mejor opción es un plato de ducha ya que ocupa menos espacio y de sensación de más amplitud en el baño.. Las duchas se añaden a cualquier rincón y esquina, y podemos encontrarlas de todas formas: cuadradas, rectangulares, redondas, semicirculares. La mayoría son bastante planas, lo que hace la opción muy conveniente para baños de personas mayores o con dificultad en la movilidad.

Imagen de plato de ducha de un baño en un hogar Baños 24-04-2017 Compartir artículo:

También te recomendamos