¿Te atreves a pintar tu casa?

Si decides pintar tu mismo porque lo ves viable y porque te ahorras un 70% de lo que gastarías con un profesional, debes tener en cuenta que para empezar, la primera decisión es elegir la pintura ideal y, en tu caso, como principiante que eres siempre es más sencillo pintar con colores claros ya que ganas en luz y se disimulan más las imperfecciones, además son la mejor opción para pintar la casa de un único color.

Es importante invertir en buena pintura y, la pintura plástica es la más indicada para techos y paredes de interior, es fácil de aplicar, de limpiar y de mantener. Los pinceles y rodillos deben ser de pelo corto y con mango de aluminio que es más ligero y manejable. Al escoger la cantidad de pintura es muy importante que calcules bien la que necesitaras y que no te quedes corto, cuando ya lo tengas todo, ponte ropa cómoda que se pueda manchar, protege tu pelo y tus ojos y abre las ventanas para que el olor a pintura no se concentre. Antes de pintar debes asegurarte que las paredes están limpias y en buen estado, debes reparar los agujeros y, colocar todos los muebles en el centro de la habitación y taparlos con plásticos.

Cuando empieces a pintar, hazlo de arriba abajo para evitar goteo y no cargues demasiado el rodillo para evitar que la pintura se acumule. Si quieres dar una segunda capa, deja pasar un mínimo de 8 horas entre capa y capa.

I por fin, tómate tus pausas, no quieras acabar pronto, no debes tener prisa si lo que quieres es un acabado perfecto.

Pintar las paredes del hogar tu mismo Reformas 04-04-2017 Compartir artículo:

También te recomendamos